¿Es un coche diésel más barato que otro de gasolina?

Sí, los motores diésel suelen consumir un 20 %-25 % menos de combustible que sus equivalentes de gasolina. Con el combustible a un precio similar, los coches diésel pueden ser una mejor decisión de compra.

 

¿Cuándo es mejor comprar un diésel?

Los conductores deben basar su decisión en el tipo de coche que van a comprar en función de sus necesidades concretas. Hay que detenerse a decidir qué tipo de potencia es la mejor, y compensa dedicar tiempo a considerar para qué usará su vehículo.

Con una eficiencia y economía de combustible avanzadas, los coches diésel tienen unos costes de funcionamiento más bajos que los de gasolina. También suelen tener un mayor valor de reventa, sobre todo en el caso de los vehículos más grandes. Por lo que son la elección perfecta para la conducción a larga distancia.

¿El diésel consume menos combustible?

La diferencia en el consumo de combustible entre los motores diésel y de gasolina se ha ido acortando, pero la forma en la que funcionan los motores diésel supone una ventaja con la que incluso los motores de gasolina más sofisticados no pueden competir. Gracias a las continuas mejoras en la tecnología, los motores diésel siguen siendo más eficientes en términos de combustible que los motores de gasolina de tamaño similar.

Un motor de gasolina usa una chispa para prender la mezcla de aire y combustible. En cambio, en los motores diésel, se inyecta combustible en el aire, que se calienta al comprimirse hasta tal punto que se prende de forma espontánea y se produce el encendido. Por la alta presión interior de un motor diésel, y ya que el aire que se aspira no se “ahoga”, se obtiene una mayor eficiencia de combustible.

Obviamente, el consumo de combustible depende de la cantidad de potencia que se produce, pero esta mayor eficiencia de combustible supone que un motor diésel  usa menos combustible a la vez que produce idéntica cantidad de potencia.

 

¿Los coches diésel son mejores para los conductores de largas distancias?

Con esta mayor eficiencia de combustible, los vehículos diésel suelen conducir mayores distancias entre cada repostaje, toda una ventaja para la conducción de trayectos largos.

Los motores diésel consumen menos combustible a la vez que ofrecen la misma potencia que las variantes de gasolina.

Sin embargo, en lo relativo al combustible, no todo es lo mismo.  Un litro de combustible diésel contiene básicamente un 15 % más de energía que un litro de gasolina. Esto significa que incluso si dos tipos de motores ofrecen las mismas especificaciones de eficiencia, un vehículo diésel tendrá una mayor autonomía de conducción.

Si consideramos la diferencia de densidad de energía del combustible y la propia eficiencia del motor, se obtiene que la eficiencia general del motor diésel sea casi un 20 % superior a la del motor de gasolina. Para los conductores que recorren grandes distancias, esta es una muy buena razón para decidirse por un diésel.

La mayor eficiencia de combustible de los motores diésel también implica menores costes de funcionamiento, lo que repercute en el valor de reventa del vehículo. Los estudios demuestran que aunque los coches diésel a menudo tienen un coste de renting mensual superior al de los de gasolina, esta circunstancia suele compensarse por el menor coste del combustible, sobre todo para los conductores que realizan muchos kilómetros.

También es interesante apuntar que el combustible diésel por lo general suele ser más barato que la gasolina en la mayoría de los países europeos, aunque el coste del combustible para los consumidores está muy influenciado por las políticas fiscales de los gobiernos nacionales.

En definitiva, si busca un vehículo nuevo y pasa mucho tiempo en la carretera, por la mayor densidad energética y eficiencia de combustible, los diésel son la mejor opción posible.