Importancia de mantener correctamente su vehículo diésel

En los �ltimos 20 a�os, los coches di�sel han mejorado su rendimiento y reducido su impacto medioambiental. El mantenimiento correcto de los veh�culos di�sel y evitar modificar los escapes siguen siendo factores esenciales para garantizar el cumplimiento de las normas de emisiones.

 

Determinados avances tecnol�gicos han logrado�reducir las emisiones�de los motores di�sel de forma importante. El mantenimiento incorrecto de los coches di�sel, adem�s de una modificaci�n ilegal de los sistemas de gases de escape�o ajustes personalizados del motor pueden aumentar las emisiones hasta el punto de que su veh�culo deje de cumplir las normas de emisiones europeas.��Qu� debe hacer para mantener correctamente su coche di�sel y su sistema de gases de escape?

En primer lugar, los conductores deben seguir el programa de mantenimiento del veh�culo especificado por el fabricante. El escape se comprobar� peri�dicamente para garantizar que el veh�culo mantiene sus niveles de emisiones y potencia, par�metros fundamentales para cumplir con el reglamento de emisiones. Si el sistema de postratamiento de los gases de escape se da�a, deber� sustituirse. Para limpiar el filtro de part�culas y evitar da�os, deber�n considerarse las advertencias para conducir el coche a una determinada velocidad durante un tiempo espec�fico.

Los conductores tambi�n usar�n productos AdBlue�estandarizados �(urea AUS 32). AdBlue�es una soluci�n que se inyecta en los gases de escape y convierte los �xidos de nitr�geno producidos por el motor en nitr�geno inerte �y agua.

Para cumplir con la ley y evitar da�ar el coche, el dep�sito de AdBlue�debe reponerse con una soluci�n de AdBlue adquirida en un distribuidor fiable.

Algunos conductores han desinstalado de sus coches el filtro de part�culas di�sel (DPF, por sus siglas en ingl�s). Esta pr�ctica es�ilegal, anula la aprobaci�n de uso y el seguro, y aumenta sustancialmente las emisiones de part�culas ultrafinas perjudiciales. Los filtros son muy eficaces para controlar las emisiones de part�culas; por tanto, tienen que dejarse instalados.

Conservar el rendimiento de un coche di�sel depende de unas pr�cticas de mantenimiento claves.

Revisiones peri�dicas y el uso de buenas pr�cticas de mantenimiento como las descritas anteriormente le servir� para mantener unos niveles bajos de emisiones y disfrutar de una experiencia de conducci�n m�s segura.