Por qué los vehículos diésel son perfectos para el transporte de carga

Si alguna vez ha enganchado un remolque a su vehículo, sabrá por qué es fundamental lograr suficiente par con un régimen bajo del motor. En este artículo, explicamos qué es el par, cómo lo proporciona un motor diésel y por qué es tan importante.

 

El motor diésel sigue siendo la elección más popular para enganchar y tirar de remolques, y para transportar cargas. Además de la excelente economía de combustible que ofrece, un diésel puede generar un par mayor a bajas revoluciones de motor. Si transporta caravanas, remolques, camiones o barcos, es difícil imaginar una solución mejor para esta tarea que un motor diésel.

 

¿Qué remolcan los conductores y qué usan?

Los objetos susceptibles de ser remolcados adoptan todas las formas y tamaños, desde un simple remolque o caravana, hasta grandes unidades comerciales de transporte de artículos, como ganado y mercancías pesadas. Con independencia del objeto que se remolque, la carga suma peso y arrastre adicionales para el vehículo tractor, que necesita más potencia del motor para mover el propio vehículo y el objeto de carga, especialmente al conducir en pendiente.

La mayor presión de los cilindros de un motor diésel logra una óptima economía de combustible, por lo que es la opción más popular para numerosos usos comerciales, como furgonetas, autobuses y vehículos de transporte de mercancías pesadas.

Gracias a esta mayor presión de los cilindros, los motores diésel también pueden generar una mayor potencia con velocidades más bajas que los modelos equivalentes de gasolina. De este modo, se ofrece un “par a regímenes bajos” y una experiencia de conducción más tranquila para el transporte de cargas.

Al remolcar, un motor diésel hace algo similar a alguien que transporta cinco ladrillos a la vez en lugar de mover cada ladrillo uno a uno, y si bien un motor diésel hace prácticamente lo mismo que otro de gasolina, hace el mismo trabajo de forma más eficiente.

Car towing caravan - why diesels make great load carriers

¿Cuál es la diferencia entre el par motor y los caballos de potencia?

El par motor y los caballos de potencia son parámetros de potencia de un motor, pero no son lo mismo. Los caballos de potencia determinan la rapidez con la que puede recorrer una distancia determinada, pero esa misma potencia puede producirse con un par alto (con el motor girando lentamente) o con un par bajo (con el motor girando rápidamente).

El par motor es solo una fuerza de giro, la misma que aplicaría a un destornillador. En un coche, el par describe la potencia del motor, que se transmite a través de la caja de cambios hasta las ruedas que mueven el vehículo. El par producido por un motor de combustión depende de la presión de los cilindros y el tamaño de los pistones.

Como regla general, los motores más grandes producen más par motor. Sin embargo, los fabricantes pueden producir par más alto y, por tanto, caballos de potencia más altos en motores pequeños integrando turbocompresores y sobrealimentadores. Estos dispositivos fuerzan la entrada de más aire a los cilindros, por lo que hay más combustible para quemar, con el consiguiente aumento de presión en los cilindros.

Un motor con un par alto permite mover una carga sin recurrir constantemente a unas marchas bajas y regímenes de motor altos. Se trata de que la misma potencia esté disponible, pero con regímenes de motor más bajos, de modo que resulte más práctico remolcar objetos pesados.

 

El diésel sigue siendo la opción preferida para remolcar y transportar cargas

Según cifras estimadas del UK National Caravan Council, de un total de 550.000 remolques de caravanas, 365.000 caravanas y 225.000 autocaravanas del Reino Unido, la mayoría se enganchan a vehículos diésel. Los aficionados a estos vehículos suelen elegir el diésel para no tener que preocuparse de si los vehículos alcanzarán la cima de una pendiente o si podrán adelantar de forma segura otro vehículo más lento.

Si transporta caravanas, remolques o barcos, es difícil imaginar una solución mejor para esta tarea que un motor diésel.

Prácticamente los 200.000 camiones comerciales que circulan por las carreteras del Reino Unido están equipados con motores diésel, según la Freight Transport Association. En definitiva, el motor diésel es fundamental para minimizar los costes y reducir las emisiones de CO2 en el sector del transporte.